28/10/10

LOS ANTIGUOS DIRIGENTES

El pueblo de Quilicura tenía una calle central que terminaba en la esquina de la plaza.
Allí se encontraba el centro cívico que componía el edificio municipal, el retén de carabineros, un consultorio,el viejo salón del cine "México" y la plaza de la comuna.
La calle central, José Francisco Vergara, eran unas cuatro o cinco cuadras que albergaba el comercio de aquellos años: verdulerías,talleres de calzado,cantinas, carnicerías y pequeños almacenes.
En el centro mismo había una diminuta farmacia y junto a la farmacia el almacén de la Señora Leonor, la madre de Valentín.
Hubo un contexto en la despedida de Valentín Farías Liberona, connotado comerciante, dirgente deportivo, jugador de fútbol y encargado de las ramas infantiles deportivas de la comuna.
Durante los años de su existencia, la conducta de los socios y simpatizantes de los clubes deportivos, estaba absolutamente regulada por los líderes y Dirigentes.
A pesar de la gran efervecencia  y la pasión que provocaba el deporte, la amistad de los vecinos era inalterable, algo que no se podría comprender por estos días, donde la inusitada violencia es incontrolable y la vida se convierte en una venganza permanente.
No fue así durante esta época. Una vez concluida la confrontación, gracias a la intervención de los dirigentes, todo tornaba a la calma. La palabra del líder no tenía apelación
Esto permitía que la quietud de aquellos días, fuera siempre perdurable.
Los dirigentes eran los simpatizantes más apasionados de los equipos de fútbol, pero eran , al mismo tiempo, los más responsables de las conductas de los seguidores.
Valentín Farías era uno de estos dirigentes...
Dirigentes en el antiguo restaurant
de la Familia Vasquez

Gente del fútbol, antiguos quilicuranos, familiares y amigos le velaron entre cánticos y oraciones.
Aquella tarde calurosa de febrero, el templo como es de suponer ,estaba repleto. Era el día de sus exequias.
Estas son la palabras que fueron leídas en su despedida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario